martes, 19 de septiembre de 2017

Réplica

Enfermo de soledad
me hice amigo del escombro
de toda piedra, toda grieta
de la réplica
de mi voz
              (calle seca)
de los acordes menores
del sueño que sin saber sueña
               (y sueño)
del delirio
y su alcohólica gestación de pesadillas
de la desesperación
bebiendo y amando a la noche
en la sucia fiebre de los días
fingiendo no saber
que son la misma sangre
que son la misma herida
que son la misma sangre
que son la misma herida

viernes, 15 de septiembre de 2017

Patria

Madre nuestra que estás en los cielos, en los suelos y los mares en las sierras y volcanes en las praderas y flores del amor de mis amores

martes, 12 de septiembre de 2017

Algo

Le dejó jugar su juego y violentar los límites de la fantasía. Le permitió clavar los colmillos y herir su cuello. Le instó a lamer, succionar y beber de su sangre con avidez. Sobre sábanas húmedas de sudor, deseo y carmín volvieron a copular como animales salvajes. Al amanecer, el juego se esfumó junto con Él, que se alejó, momentáneamente saciado y ligero. Ella fingió inmovilidad. Él pensó que podría continuar con su vida, sin sospechar que esa noche también fue irremediablemente depredado y despojado de algo que nunca más podría recuperar...algo único e inmaterial...

lunes, 3 de agosto de 2015

Tierra de ciegos

En tierra de ciegos los cuervos hacen fiesta.


En tierra de ciegos la luz cuesta muy cara.


En tierra de ciegos el silencio mata y los muertos hablan.


En tierra de ciegos la luz se entierra.


En tierra de ciegos las fotografías sangran.

domingo, 2 de agosto de 2015

El pez por tu boca muere

Una vez soñé que un camarón me seguía la corriente.

Cuando desperté seguía convertido en pez pero no me escamé.

Los peces odian las redes sociales.

La Ballena tiene el océano lleno de cerveza Pacífico.

Y el que echa trago viernes, sábado y domingo es el Delfin.

Las aguamalas se emborrachan de aguamiel.

El Pulpo toma tinto, la estrella cerveza, el "tibu" ron y el caballito tequila.

Bajo el mar la fiesta estaba medio aguada, así que las tortugas se lanzaron por las caguamas.

Pez enjaulado canta burbujas de amor y una canción desesperada.

El pez por tu boca muere.

jueves, 23 de julio de 2015

Aquel cuerpo

Un grito terrible la despertó de la pesadilla, con el corazón queriendo escapar de su pecho.
Se aferró fuertemente al cuerpo de quien dormía a su lado y al sentir su frío y rigidez recordó que nadie más que ella misma había entrado en esa habitación la noche anterior y ocupado aquella cama. El frasco de pastillas semivacío permanecía en la mano de aquel cuerpo inerte, aquel cuerpo sin vida...su propio cuerpo....

domingo, 14 de diciembre de 2014

lunes, 16 de diciembre de 2013

jueves, 3 de octubre de 2013

Ni pío*

Durante un tiempo me sentí capaz de comer prácticamente cualquier cosa en pequeñas cantidades, con la esperanza de que me brotaran alas también. Cierto es que una jaula abierta deja de ser una jaula. Y un hombre…no yo, no un varón, no un sexo colgando...un hombre semejante a otro hombre, precisamente como cualquier otro hombre ¿cómo es que deja de serlo?

Acaricié la pequeña celda vacía y a mi memoria le brotó un vuelo de alas marrón-grisáceas, una migración emparentada con todas las sutiles coincidencias dispersas, ocultas en las gotas de lluvia. La lluvia. Pájaros fríos. Un ciento volar, un ciento cantar, un ciento callar y caer. Siento.

¿Los pájaros cantan? Sí sí ssisisisisi píopíopío...pío sin piedad...píopíopío...cantan…cantan…¿cómo cantan? Como hombres, como presos.

En mi angustia, sustituí la ausencia de canto con lo que tuve a la mano (“más vale pájaro en mano que ver…”) esa canción de Víctor Yturbe “El Pirulí”: “peeeeero ¿cómo le explico a mi corazón, mi vergüenza de verte con otro amor?…” y luego, un disco LP rayado en un loop interminable de silencio remasterizado. Pico cerrado. Alas, cerradas, heridas abiertas, lágrimas saladas, lágrimas aladas.

No más música. No más canto. No más ave. No más amor. Ni pío.

A estas alturas la caída es inevitable.

Durante un tiempo me sentí capaz de comer prácticamente cualquier cosa en pequeñas cantidades...





martes, 17 de septiembre de 2013

Este no es mi corazón

No
este no es, este no es
lo sé aunque no recuerdo
si me lo robaron o lo empeñé
si lo vendí o lo compré
seguro me lo regalaron
pero este no, no es mi corazón.

No
no es este mi corazón
el mio tenía alas
el mio sabía cantar
y aunque día y noche sangraba
y todo el tiempo agonizaba
no se sabía morir.

No
no es este mi corazón
el mio tenía latidos
y cuando tenía mucha hambre
lo guardaba en la panza
no en el pecho
como ustedes pretenden
hacerme creer.

No
no, no...este no puede ser
este no es mi corazón
el mio temblaba de miedo
el mio vibraba de amor
este sólo es carne
cadáver sin calor.

No
no reconozco este pájaro muerto
no reconozco este sexo sin sexo
esta coraza arrugada no es,
no puede ser
no, definitivamente no puede ser
el acorazado de mi corazón.